La psicología de la conducción

La psicología de la conducción

Autora: Mili Muniz, coordinadora junior de marketing bilingüe

¿Por qué ocurren los accidentes? ¿Conducción imprudente? ¿Circunstancias imprevistas? ¿Territorio desconocido? Cualquiera que sea la razón, la carretera es un reflejo de la vida, ya que nos coloca en situaciones en las que nos vemos obligados a actuar y reaccionar de formas determinadas. Nuestras experiencias pasadas y nuestra crianza no solo dan forma a nuestra visión del mundo, nuestras percepciones, preferencias y tendencias emocionales, sino también a nuestros hábitos al conducir. Esta es la psicología de la conducción.Para las flotas, entender esta psicología es parte de la responsabilidad que conlleva la gestión de la seguridad de flotas. Esto se debe a que las decisiones que los conductores toman al volante pueden revelar mucho acerca del conductor como persona. Más concretamente, las decisiones que toman los conductores son la suma de sus antecedentes de conducción y, por lo tanto, indican su nivel de riesgo.

Tipos de conductores

Leyendo he descubierto varios tipos principales de personalidades de conducción. Aunque el comportamiento al conducir puede cambiar de un día a otro, dependiendo de la situación, existen algunos estilos generales.

El conductor distraído
Este conductor suele apartar fácilmente la vista del camino mientras conduce y a menudo se encuentra soñando despierto, mirando su teléfono, cambiando constantemente la radio, buscando objetos, haciendo dos cosas al mismo tiempo, etc. Estos conductores son la mayor amenaza en la carretera y el riesgo de que se produzca un accidente es más del doble de lo normal.

Solución: Los conductores que se distraen con facilidad deben hacer un esfuerzo consciente para reducir la cantidad de distracciones en el vehículo. El simple hecho de que reduzcan la velocidad no será suficiente.

El conductor inquieto
Este conductor excede el límite de velocidad con frecuencia, cambia de carril y maniobra bruscamente entre otros automóviles con intención de llegar al punto de destino en el menor tiempo posible. Este es un estilo de conducción agresivo que puede tener consecuencias graves como una posible colisión, suspensión de licencia, embargo del vehículo o multas, dependiendo de la jurisdicción y la gravedad del delito.

Solución: Para este conductor es crucial la administración adecuada del tiempo. La organización personal y la gestión de tiempo reducirá el estrés en carretera, así como la probabilidad de que ocurra un accidente.

El conductor emocional
Este conductor permite que el enojo, el nerviosismo, la tristeza u otras emociones se apoderen de su toma de decisiones racional y, como resultado, termina sacrificando la seguridad de todos. Los conductores con problemas graves de agresividad al volante realizan movimientos abruptos y violentos, lo cual puede tener como resultado otros problemas, ya que pueden iniciar confrontaciones violentas con otros. Por otro lado, los conductores nerviosos tienden a ser indecisos cuando toman decisiones; a menudo abusan de los frenos y, probablemente, conduzcan por debajo del límite de velocidad.

Solución: Recordar a los conductores que sean conscientes de sí mismos y que procuren controlar que sus emociones no les afecten mientras conducen. Es probable que los hábitos de conducción de una persona cambien si está enojada, estresada o en otro estado emocional. Cuando esto suceda, es aconsejable respirar profundamente, autoevaluarse y detenerse si es necesario.

El conductor nuevo
Este conductor suele ser joven y confiar demasiado en sus habilidades o, debido a la poca experiencia, se siente asustado de estar conduciendo. Ninguno de los dos estados de ánimo mencionados es seguro. En un estudio realizado en el 2013 por B. Reimer, B. Donmez, M. Lavallière, B. Mehler, J. F. Coughlin, y N. Teasdale, en el que se examinaron los patrones de conducción de personas de 20, 40 y 60 años, se concluyó que es más probable que los conductores de 20 y 40 años conduzcan por el carril que está más a la izquierda, mientras que los conductores de más edad conducen de manera más cautelosa.

Solución: Los nuevos conductores deben viajar con conductores experimentados, conducir al lado de un supervisor u otro conductor con más experiencia. De esta forma, se puede conseguir atención especializada, capacitación y asesoría para ser un buen conductor de flota, así como consejos para aprender la conducción defensiva.

El conductor fatigado
Este conductor es, a menudo, un camionero de largas distancias que intenta mantenerse despierto y alerta durante la noche. En un estudio del 2007, realizado por la Unión Internacional de Transportes por Carretera (IRU, por sus siglas en inglés) determinó que el 19 % de los choques de camiones de una sola unidad eran causados, al menos en parte, por la somnolencia. En otro estudio realizado por M. Pylkkönen, M. Sihvola, H.K. Hyvärinen, S.Puttonen, C. Hublin, y M. Sallinen (2015) se descubrió que los conductores de camiones de largas distancias son más propensos a experimentar “somnolencia seria” durante su primer turno de noche en comparación con otros.

Solución: Los administradores de flota deben darse cuenta cuando los conductores intentan sobrepasar su límite, y aplicar medidas para garantizar que los conductores se mantengan en alerta durante los turnos de noche. Puede que también sea necesario agregar descansos en sus horarios. Aquí puede leer más sobre los reglamentos de las horas de servicio para camiones, y sobre la tecnología para detectar fatiga en el conductor.

Promover hábitos de conducción segura entre los empleados puede ayudar a reducir el riesgo de accidentes, así como los costos y molestias asociados. Lea más en este post: Cómo pueden los administradores de flota frenar a los conductores que exceden el límite de velocidad

Evitar los estereotipos mientras se conduce

Un tema que no se menciona a menudo cuando se habla del comportamiento y la capacidad de los conductores es desincentivar el uso de estereotipos al tomar decisiones de conducción. Concretamente, cuando es necesario tomar una decisión rápida, probablemente tengamos en cuenta las características físicas del otro conductor en nuestra toma de decisiones. ¿El conductor es hombre o mujer? ¿Conduce un automóvil nuevo o antiguo? ¿Qué tipo de conductor parece ser? Este es otro aspecto de la psicología de la conducción.

Las personas tienden a hacer juicios precipitados con base en la edad, el sexo, etc. Por ello, es importante la comunicación con los conductores sobre ser conscientes de los prejuicios e ideas preconcebidas, ya que esto podría afectar su toma de decisiones. Lo que deben hacer es tomar en consideración las características de la situación. ¿Qué tan rápido va el automóvil? ¿Está acelerando o disminuyendo la velocidad? ¿Está haciendo señales? ¿Cómo está el tráfico? ¿Hay peatones cerca?

Los conductores deben ser conscientes de sus pensamientos y los estereotipos infundados en relación con la toma de decisiones en la carretera. Esto les permite evaluar más cuidadosamente la situación y evitar posibles colisiones.

Consejos sobre cómo controlar los hábitos de conducción

Los administradores de flotas también deben hablar acerca de los hábitos de conducción peligrosa con sus conductores y ofrecerles sugerencias sobre cómo mejorarlos. A continuación, hay una lista adicional de consejos sobre cómo controlar los malos hábitos de conducción.

Formas sencillas de mejorar la conducción:

  • Escuche su automóvil: Si el automóvil está luchando para mantener el estilo de conducción del conductor, entonces es probable que haya llegado el momento de reevaluar y ajustar la forma de conducir.
  • Interprete las condiciones de la carretera: Es importante ser consciente de los comportamientos situacionales (las condiciones de la carretera) mientras se conduce. Los conductores deben tener en cuenta las circunstancias de la carretera. ¿Cómo está el clima? ¿Cómo es el terreno? ¿Cómo está el tráfico? ¿Los conductores que se encuentran cerca de usted se cambian mucho de carril? ¿Cuál es la velocidad del tráfico que le rodea? ¿Está usted en el carril adecuado?
  • Siga las reglas de la carretera: Asegúrese de que los conductores sean conscientes de todas las reglas de la carretera, tanto de las leyes del gobierno como de las reglas de la empresa, por medio del manual del conductor. Esto también debe incluir recordatorios para una conducción segura, como mantener una distancia prudente y señalizar correctamente antes de realizar una maniobra.
  • No olvide el cinturón de seguridad: Parece simple, pero recuerde a los conductores que siempre lleven puesto su cinturón de seguridad.

Seguimiento del comportamiento del conductor

Gestión por medición. No podrá mejorar satisfactoriamente los hábitos de conducción si no lleva un seguimiento continuo de ellos. Obtenga un dispositivo telemático que lo ayudará a usted y a otros a permanecer seguros en la carretera. Tanto los usuarios individuales como las flotas pueden beneficiarse de un dispositivo telemático que sea capaz de ayudar a corregir malos comportamientos de conducción. Además, ahorrará dinero y aumentará la productividad de manera respetuosa con el medioambiente. A la larga, el error humano se eliminará con la aparición de los vehículos autónomos, pero hasta que llegue ese momento, debemos ser conscientes de las decisiones que tomamos cuando conducimos. En este sentido, resulta cada vez más importante supervisar el comportamiento de conducción con dispositivos telemáticos fiables, ampliables y seguros.

About the author

Mugitab administrator

Deja un comentario